6 claves que debes tener en cuenta a la hora de comprar unas zapatillas
16701
post-template-default,single,single-post,postid-16701,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

6 CLAVES QUE DEBES TENER EN CUENTA A LA HORA DE COMPRAR UNAS ZAPATILLAS

Existen miles de modelos distintos de zapatillas de deporte, pero según el uso que les vayamos a dar necesitaremos escoger unas determinadas.

En primer lugar, hay que tener claro que las zapatillas universales no existen, ni siquiera para dentro del gimnasio, pero hay modelos mucho más versátiles que otros que pueden usarse para un gran número de actividades deportivas. Es importante tener en cuenta que el uso incorrecto de una zapatilla puede provocarnos lesiones o hacer que la práctica deportiva se convierta en una mala experiencia.

Las zapatillas más versátiles del mercado son las llamadas de entrenamiento diario. Estas zapatillas tienen en su composición características como la ligereza, amortiguación, estabilidad, sujeción, agarre y tracción, durabilidad o transpirabilidad.

Estabilidad

Estabilidad: toda zapatilla tiene que ser estable, ya que es fundamental para tener una pisada correcta. La persona que la utiliza debe pisar con toda la planta del pie y esta no puede ceder lateralmente. Si la pisada no es neutra, existen diversas opciones para corregirlas. Estas zapatillas se denominan pronadoras y supinadoras.

Ligeras

Ligeras: cada nueva temporada surgen materiales más ligeros que ayudan al deportista a realizar su actividad física sin apenas notar peso en los pies. Es cierto que no es una característica imprescindible a la hora de comprar unas zapatillas para uso diario, pero es un factor a tener en cuenta.

Agarre y tracción

Agarre y tracción: son dos conceptos importantes para las zapatillas que se usan dentro de un gimnasio. Es clave que la suela no derrape para no tener caídas y poder reaccionar con rapidez a todos los movimientos.

Amortiguación

Amortiguación: hay que tener cuidado a la hora de elegir una zapatilla por su amortiguación, excedernos puede provocar efectos negativos y lesiones graves. Tampoco puede ser muy rígida porque debe absorber los impactos contra el suelo.

En definitiva, la zapatilla de deporte que elijamos para entrenar debe adaptarse a las características del entrenamiento que vayas a realizar.